Civilisation R1a1a – HUNZA

Hunza está situado en un valle remoto que tiene unos 300 Km. de largo por sólo uno y medio de ancho, a una altura de 300 m y completamente rodeado de picos montañosos.

 

Seres humanos destacados: los Hunzakuts

 

Estos picos llegan a los 7.000 m de altura y pertenecen a la cordillera Karakoram, más conocida en occidente por Himalaya o el «techo del mundo». Hunza, que está en el extremo nordeste de Pakistán está en un paso solamente de Cachemira controlado por Pakistán, de la India, de Afganistán, de Rusia y de la China.

 

salud

 

El único acceso al valle es a través de Rawalpindi, la nueva capital de Pakistán. Desde ahí, 45 minutos de vuelo le llevarán a Gilgit, 375 millas al norte. Este vuelo es uno de los más peligrosos del mundo ya que la avioneta ha de cruzar por una serie de pasos montañosos muy traicioneros. Aunque Gilgit está sólo a 68 millas de Baltit, que es la capital de Hunza, el viaje solía durar tres días y tenía que hacerse en mula, caminando y el último trozo (la bajada al valle desde 600 m de altura) en jeep. Hoy en día no obstante, este recorrido puede hacerse en tres horas únicamente gracias a la nueva Karakoram Highway (carretera del Himalaya).

 

vida sana

 

Las evaluaciones de longevidad que los visitantes extranjeros atribuyen a los hunzukuts varían considerablemente, siendo la estimación más elevada 150 años. Renee Taylor escribe en su libro Huntfi Health Secrets for Long Life and Haptness (Los secretos de la felicidad y la larga vida en Hunza): «En Hunza, la gente se las arregla para sobrepasar los cien años de vida en perfecto estado de salud mental y física… hay hombres de 90 años que vuelven a ser padres y mujeres de 50 que aún conciben hijos.»

 

Longevidad

 

Betty Lee Morales, presidente de la American Cáncer Society (sociedad americana contra el cáncer) y que ha visitado Hunza dos veces, escribió para el Los Ángeles Times (16 de julio de 1973): «Desde luego es una exageración decir que viven hasta los 150 años. La edad media de defunción es 90 años.»

 

hunza

 

El doctor Alexander Leaf, jefe de los servicios médicos del Hospital General de Massachussets y profesor de la Facultad de Medicina de la universidad de Harvard, da cuenta con toda fiabilidad de su encuentro con un hombre de 106 años que seguía trabajando como pastor de cabras durante los meses de verano, mientras que el hunzukut más viejo era venerado por sus 110 años de vida. El doctor Leaf afirma también «más que la edad es su perfecto estado de salud lo que me ha impresionado» y anota además que en aquella época en Hunza no existían registros escritos de nacimientos o defunciones.

 

Seres humanos destacados: los Hunzakuts

 

Según el Mir de Hunza, de una población actual de 40.000 almas, 6 personas sobrepasan los 100 años de edad y existen muchas entre los noventa y cien años. (Antes de que llegara la construcción de la primera carretera había por lo menos 50 personas de más de cien años.)

 

salud

 

En América por el contrario existen solamente tres personas centenarias por cada 100.000 habitantes.
Tienen trozos de tierra cultivable a lo largo de la base de la pendiente de las montañas parte en escaleras o terrazas. Estas granjas se riegan por un sistema de canales alimentados por el agua de deshielo del enorme glacial Ultar.

 

vida sana

 

Un grupo de 6 o 7 árboles frutales se considera un «huerto., y un campesino puede llegar a bajar y subir varias veces al día hasta 1.000 pies de altura ( 300 metros aprox.) para atender a sus faenas. De lejos, cuando las nieves del invierno se han fundido, Hunza parece un lienzo amarillo, marrón y verde. Por el fondo del valle serpentea el Río Hunza, de color gris perla y aspecto tenebroso, y cuya riquísima agua mineral los hunzukuts beben asiduamente y llaman «nuestra leche glacial».

 

Longevidad

 

En cualquier parte que usted levante la mirada, verá las nevadas dumanis o cumbres elevadas dominadas por el monte Raka-poshi, una de las montañas más estupendas de la cordillera Karakoram.
Los hunzukuts creen que son descendientes de los soldados de Alejandro Magno. Cuando la campaña de Alejandro Magno contra la India fracasó algunos de sus soldados desertaron. Llevándose a sus mujeres afganas y turcas y se refugiaron en el protegido valle del Hunza. Ciertamente los hunzukuts con sus facciones y tez mediterráneos, no se parecen a ningún otro pueblo de Asia. Su lengua, el burushaski, también es única.

 

hunza

 

Hermann Berger, profesor de la universidad de Munich y una autoridad en lenguas himalayas, considera que el burushaki está relacionado con el vasco, que se habla en los Pirineos del sur de Francia y norte de España.

 

Seres humanos destacados: los HunzakutsFuerte Altit, a orillas del río Hunza

 

Todos los viajeros al volver de Hunza lo describen invariablemente como un paraíso debido a la vida natural, tranquila y sin prisas que allí se lleva. Todo hunzukut, viejo o joven, trabaja en algún oficio manual labrando los campos, cuidando el ganado, recogiendo la fruta en verano y dejándola secar al sol para el frío y nevado invierno. Todo el mundo se va a dormir al anochecer y se levanta con el sol. Hasta hace muy poco la única electricidad que había en Hunza estaba en el palacio del Mir de Hunza que la usaba moderadamente para beneficio casi exclusivo de los visitantes extranjeros.

 

saludValle Hunza

 

El Mir era también el único hunzukut poseedor de reloj, mientras el resto de la población medía el tiempo por la posición del sol, la forma de la luna por la noche y el cambio de estaciones. Incluso en Baltit no había ni tiendas, ni cines, ni hoteles, ni policía, ni impuestos. La gente no hablaba de vejez, sino solamente de «los años jóvenes», «los años medios» y «los años ricos». La nueva carretera está cambiando todo esto muy rápidamente.

 

vida sana

 

Para divertirse los hunzukuts practican una especie de polo sin reglas en el que los dos equipos no paran hasta que uno de los dos consigue marcar nueve goles. También se practica el balonvolea y usted podrá ver a hombres de 70 años jugando al lado de muchachos.

 

LongevidadValle Hunza

 

En Hunza cada doce pueblos, aproximadamente, comparten un trozo de terreno plano que les sirve sólo para sus juegos y eso a pesar de que en Hunza la tierra es rocosa, agreste, árida y está muy solicitada.
Estos últimos años, los científicos han tratado muy seriamente de explicar las razones de la salud, longevidad y felicidad de los hunzukuts. Probablemente no hay una sola razón sino una combinación de factores. El sol de Hunza es brillante, el aire puro y las aguas ricas en minerales. La agricultura es totalmente natural orgánica, no se usan fertilizantes ni insecticidas artificiales.

 

hunza

 

El último Mir de Hunza, que gobernó desde 1945 hasta 1974 dijo al ser depuesto por el gobierno pakistaní que su pequeño reino era «la tierra de lo justo y lo suficiente» y añadía «que hay lo suficiente de todo para cada uno pero no lo suficiente para que nadie envidie nada y quiera llevárselo».
Según los niveles occidentales la dieta de los hunzukuts es pobre. En los EE.UU., por ejemplo, la media diaria es de 3.300 calorías, con 100 gramos de proteínas, 157 de grasas y 380 gramos de hidratos de carbono.

 

Seres humanos destacados: los Hunzakuts

 

En Hunza, según el bromatólogo pakistaní doctor Maq-sood Ali, la media calórica diaria de un hunzukut son 1.923 calorías, con 50 gramos de proteínas, 36 gramos de grasas y 354 gramos de hidratos de carbono. Los albaricoques (frescos en verano y secados al sol durante el invierno) y los chapatis, unos pastelillos de alforfón, sin blanquear, sin mezclar y sin azúcar, dominan la dieta de los hunzukuts.

 

salud

 

El albaricoquero es el alma de Hunza, ya que es el primer árbol en florecer y su fruta la primera en madurar en primavera. Hunza se enorgullece de poseer miles de albaricoqueros y la riqueza de un hombre se mide por el número de albaricoqueros que hay en su huerto.
Como Hunza es un país musulmán las mujeres no pueden poseer tierras, aunque las viudas tienen derecho vitalicio sobre los frutos de los árboles del marido.

 

vida sana

 

El doctor Alexander Leaf atribuye «el elevado grado de salud cardiovascular así como el tono muscular general» al ejercicio físico, los hunzukuts han de caminar subiendo y bajando pendientes cada día para hacer sus labores cotidianas. Pero en Hunza hay algo más mágico y misterioso aún sin resolver ya que los albaricoqueros que en América sólo viven de 25 a 30 años en Hunza llegan también a los 100 años. Además, y aún sin insecticidas ni pájaros, los frutales de Hunza no sufren los ataques de los gusanos y los insectos.

 

Longevidad

 

La semilla de ciertos albaricoques da un aceite rico en ácidos grasos no polisaturados, en cobre y hierro orgánicos. Este aceite se usa para cocinar así como cosmético para cuidar la piel.
Hunza también es famosa por sus moras que llegan a tener el tamaño de una pulgada y que a pesar de las semillas se funden en la boca como el hielo. Entre las verduras que se pueden encontrar en Hunza están la lechuga, la cebolla, la col y la zanahoria. Estas verduras acostumbran comerse crudas pero si alguna vez se cuecen es a fuego muy lento y durante poco rato debido a la escasez de combustible. Esto, por su puesto hace que las verduras conserven todas sus sustancias minerales y vitaminas.

 

hunza

 

La carne se come muy pocas veces al año y se considera como un lujo. Las cabras, las ovejas y los yaks proporcionan la lechuga y la mantequilla que se consumen en cantidades muy moderadas, en general, la dieta de los hunzukuts es mínima (pocas grasas animales, poco colesterol y pocas calorías); muchos científicos consideran su factor como primordial en la consecución de la longevidad y la salud.

 

Seres humanos destacados: los Hunzakuts

 

Además, los hunzukuts ayunan por necesidad a finales de la primavera hasta que llega la nueva cosecha de frutas, granos y verduras. Hunza es famosa y legendaria por sus delgados, erectos y elegante’, pobladores que aparece que se deslizan más que caminan» y «cuyos hombres en edad madura tienen el aspecto de muchachos jóvenes:,.. según la descripción que hace John H. Tobes en su libro Adventures in a Land of Paradise (Aventuras en una tierra paradisíaca). El Mir señaló en cierta ocasión, que al revés que en Occidente, «en Hunza los jóvenes envidian a los viejos». Cuando los hunzukuts llegaban a los 100 años de edad viajaban desde sus pueblos hasta el palacio de Baltit a rendir homenaje al Mir.

 

salud

 

El Mir celebraba audiencia pública cada día a las 10 de la mañana, ayudado por un Consejo de Ancianos de 20 personas, todos ellos de más de 90 años. Sea la dieta, el ejercicio o el ambiente relajado que disfrutan, los hunzukuts son uno de los pueblos más sanos de la Tierra.

http://www.taringa.net/posts/info/16463589/Seres-humanos-destacados-los-Hunzakuts.html

Une réflexion sur “Civilisation R1a1a – HUNZA

  1. muy interesante!

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s